21 marzo, 2009

SECURITAS INDEMNIZA CON 15 MILLONES A LOS AFECTADOS POR LA QUIEBRA DE ESABE


Han pasado 17 años desde que la compañía de seguridad privada Esabe Express se declarara insolvente allá por el año 1992. Desde entonces se han sucedido varios procedimientos judiciales paralelos en los que se ha tratado de determinar las responsabilidades solidarias por los pagos pendientes de la compañía, tanto con sus trabajadores y acreedores, como con el Fisco, en los que se han visto implicadas las dos grandes de la seguridad privada nacional: Prosegur y Securitas Seguridad España.

Tras varios años provisionando el riesgo de una sentencia desfavorable, Securitas España ha decidido finalmente hacer frente al pago de los 15 millones de euros que se le reclamaban como responsable solidario en la quiebra de Esabe Express, según se recoge en los resultados presentados por la compañía sueca.

Según fuentes de la filial española de la empresa de seguridad, el pago se corresponde al 'acuerdo alcanzado con los síndicos actuales administradores concursales por la liquidación de la retroacción de la quiebra'.
¿Qué significa esto? Pues que Securitas ha asumido la responsabilidad de los pagos pendientes de Esabe Express, porque justo antes de que ésta se declarara insolvente adquirió 16 filiales, asumiendo, de paso, la deuda de 2.000 millones de las antiguas pesetas (12 millones de euros) que Esabe mantenía con Prosegur.

Los jueces determinaron entonces que Securitas era responsable solidaria de las deudas acumuladas por Esabe (unos 12 millones de euros), pese a haber pagado 70 millones por una compañía en situación de quiebra técnica y haber asumido los referidos 12 millones de deuda con Prosegur.

Tras varios recursos judiciales, fuentes de Securitas confirmaron el acuerdo con los síndicos de la antigua Esabe Express para el pago de 15 millones de euros en concepto de reparación y también los créditos fiscales devengados de todos estos años.
La firma sueca asegura que el pago no va a tener ninguna repercusión sobre los resultados de 2008 de la firma, ya que el crédito se había provisionado en las cuentas de los ejercicios precedentes.

Los síndicos de Esabe Express también demandaron ante los tribunales a Prosegur al entender que los 12 millones de deuda que cobró de Securitas los ingresó con la compañía ya en situación de insolvencia, por lo que salió beneficiada en relación al resto de acreedores. En principio, los tribunales no vieron responsabilidad alguna en la compañía española, pero el adelanto de la fecha de retroacción de Esabe Express (el día a partir del cual se considera insolvente a la compañía) a finales de 1991, ha abierto una nueva vía judicial en la que también podría exigírsele alguna responsabilidad económica.

No hay comentarios:

Suscripción