14 mayo, 2015

LA SEGURIDAD PRIVADA Y SUS VENTAJAS


http://../Downloads/cifs.es/curso-vigilante-de-seguridad--cifs--madrid.html
 

UNA INMERSIÓN EN EL SECTOR PRIVADO





¿Qué es la Seguridad Privada? 

Se define como Seguridad Privada al conjunto de bienes y servicios ofrecidos por personas físicas y jurídicas privadas, destinados a proteger a sus clientes (sus bienes y patrimonio) de daños y riesgos, a auxiliarlos en caso de delitos, siniestros o desastres, y a colaborar en la investigación de delitos que los involucren. Los clientes pueden ser personas físicas o jurídicas, públicas o privadas.

La Seguridad Privada habitualmente trabaja en forma auxiliar y complementaria a la Seguridad Pública, y requiere previa autorización, licencia o permiso expedido por las autoridades correspondientes, algunos de los actores principales de la Seguridad Privada son los Vigilantes de Seguridad, Escoltas Privados, Especialistas Oficiales en las diferentes especialidades de Seguridad del Sector …etc.

Ventajas de la Seguridad Privada 


1. Vigilan en horas deshabitadas 

Los momentos de mayores riesgos en una empresa, cuando existe una mayor probabilidad de que ocurran actos vandálicos o delictivos, son durante las horas deshabitadas, cuando el personal ya ha terminado su jornada laboral y regresan a sus hogares. Es en esta situación cuando resulta es de vital importancia contar con vigilantes de seguridad, dado que estos te ofrecen el beneficio de vigilar tu empresa durante esos períodos. 
Disponer de estos profesionales permite tanto evitar actos delictivos, como hacer menos deseable la intrusión en el establecimiento, ya que los delincuentes pueden ser atrapados. No obstante, esta supervisión también sirve para detección de desastres tales como incendios o inundaciones, dado lugar a una actuación a tiempo para evitar daños mayores.


2. Capacitación profesional 

Puesto que estos profesionales ha sido evaluados por una empresa de resguardo, se garantiza que están completamente capacitados para desempeñar de una forma profesional todas sus actividades y con conocimiento sobre la Ley de Seguridad Privada en una situación de riesgo.

Los agentes de Seguridad Privada están instruidos en técnicas de defensa personal y utilización de armamento, por lo que si sucede una situación de riesgo y estrés pueden llegar a emplear estos conocimientos si fuese necesario. Es por esta razón que es muy importante contar con profesionales de este sector, puesto que de ellos depende la integridad de los bienes, empleados, clientes y seguridad en general de la empresa.


3. Hacen cumplir las normas 

En una empresa no solo es importante impedir que sucedan actos delictivos, también lo que que se cumplan las normativas, dado que de esta manera también se evitan incidentes. Los Vigilantes de Seguridad, por ejemplo, pueden prestar este servicio de apoyo auxiliar, con el que asegurará de corroborar la identidad de tus empleados y de que entren solo a zonas permitidas y que se cumplan las normas, manteniendo el orden. 

4. Emplean equipos automatizados

Este personal aprovecha los equipos automatizados para aumentar la seguridad en tu empresa, tales como radios, computadoras, intercomunicadores o cámaras de vídeo, los cuales ayudan a que la vigilancia sea más amplia, que se monitoreen diversas áreas simultáneamente, que los vigilantes se comuniquen entre sí y, si ocurre un acto delictivo, poder subsanar el problema de una forma más rápida y eficaz.

Gracias a todos estos elementos la vigilancia de la empresa es mucho más eficiente.


5. En resumen...  

...la mayor ventaja de contar con sistemas de protección en tu empresa es la seguridad proporcionada.

Debido a que el personal está cualificado, utiliza equipos automatizados, hace cumplir las normas y vigila el entorno a toda hora, el resultado de todo ello es una protección y seguridad efectiva. 

Esto resulta más factible al contar con el apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, quienes harán seguimiento a las actuaciones de los vigilantes privados y asistirán en caso de incidentes.

Teniendo en cuenta todo lo descrito, podemos ver la gran cantidad de ventajas que dispone el contar con servicios profesionales de seguridad privada. 


26 abril, 2015

SINDICALISTA DE UGT NUEVO DIRECTOR DE RRHH EN SEGUR IBERICA

El Secretario Sectorial de Seguridad Privada en UGT,nombrado nuevo director de RRHH

Ahora, por tanto, pasará a ocupar el puesto que realmente le corresponde en la mesa negociadora del convenio representando los intereses empresariales que nunca ha dejado de defender. 


José Rafael Centeno, uno de los firmantes del convenio estatal 2015 por el cual, los vigilantes de seguridad padecemos una merma económica de 450 euros anuales, ha visto recompensado su “buen hacer” para con las patronales. 

En este caso podríamos aplicar aquello de “favor con favor se paga”.


Fuente: Alterantiva Sindical
.

22 abril, 2015

VIGILANTES POR 700 € AL MES EN EL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Los VS de Marsegur en edificios del Ayuntamiento de Madrid, en condiciones laborales «de esclavitud»


Los vigilantes de seguridad del Templo de Debod cobran 700 euros brutos al mes. Ni cinco euros a la hora por custodiar un monumento con 2.200 años de historia. Su caso no es anecdótico. La misma nómina exigua, casi idéntica al Salario Mínimo Interprofesional, la reciben quienes cuidan del Museo de Historia de Madrid, el centro cultural Conde Duque y el Planetario...



Todos ellos trabajan para la empresa privada Marsegur, que el pasado mes de septiembre se hizo con el concurso del Ayuntamiento de Madrid para proteger 44 edificios y bibliotecas públicas durante un periodo de un año. 

Hasta entonces los miembros de la plantilla cobraban 1.000 euros. Lo primero que hizo la nueva adjudicataria, obligada a subrogar a los 90 trabajadores, fue recortar esa cifra un 30%


La situación es similar a lo que ha pasado con los últimos contratos municipales, adjudicados a las ofertas económicas más bajas

En este caso en concreto, según las estimaciones realizadas por el propio Gobierno local, el servicio tenía un valor de 3,7 millones de euros, pero ya se sacó a licitación con una rebaja importante: 2,2 millones. 

A su vez, la compañía ganadora se ha comprometido a realizarlo por 1,8 millones, un 21% menos del presupuesto máximo asignado y un 50% más barato de lo que en teoría cuesta.


La traducción de toda esta amalgama numérica es la mencionada reducción en los salarios y, como consecuencia de ella, «la gente no va a trabajar motivada y baja la productividad; además del lógico temor a nuevos recortes: "pasar de cobrar 1.000 euros a 700 euros de un mes para otro implica muchas familias endeudadas"


Más que despidos, huidas


En este momento, según José Olmo, secretario sectorial de Seguridad y Servicios Auxiliares de UGT Madrid, «lo que no hay es amenaza de despidos, casi al revés: quien encuentra algo mejor lógicamente se va». 

«Las empresas tiran los precios para ganar los concursos y después tienen que racanear en todo, desde la formación hasta los uniformes». 


Todo este malestar laboral ha tenido su reflejo en varios frentes judiciales y administrativos, la mayoría de ellos aún abiertos. Por ejemplo, el de la denuncia ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid de la aplicación por parte de la empresa de un descuelgue del convenio colectivo aprobado en 2013 que permite modificar las nóminas por debajo de lo establecido. 


Los sindicatos alegaron que dicha cláusula del descuelgue no es de aplicación a los trabajadores incorporados después de la fecha de la firma, como es el caso de los contratados en 2014 en la concesión del Ayuntamiento. En el acto de conciliación la compañía se vio obligada a pagar la diferencia salarial, pero sólo la correspondiente a octubre y noviembre, porque entre medias el 1 de diciembre había sacado un nuevo convenio colectivo consolidando ya las bajadas. 


La empresa aún no ha abonado lo comprometido, porque ha pedido la impugnación del laudo, y los representantes de los trabajadores han seguido interponiendo demandas en el juzgado. 


Inspección de Trabajo


Aún queda también que la Inspección de Trabajo se pronuncie sobre la denuncia presentada por CCOO asegurando que «no solamente se realiza un volumen de horas extraordinarias por encima de las 80 que permite el Estatuto de los Trabajadores, sino que además no se cotizan algunas de ellas y otras se abonan como plus de productividad».


A todo esto, especial suspicacia provoca el hecho de que el dueño de Marsegur, Miguel Ángel Ramírez, fuera indultado en noviembre de 2013 por Mariano Rajoy de la condena a tres años de cárcel que le impuso la Audiencia de Las Palmas. 

Un portavoz de la compañía, que desde enero de 2015 tiene 185 trabajadores en contratos del Ayuntamiento, defiende que las bajadas de sueldo han sido «normales»

En el equipo de la alcaldesa Botella señalan que se trata de un conflicto entre una empresa privada y sus trabajadores
Por su parte, la edil socialista Ana García D'Atri considera que el Ayuntamiento "crea esclavos".

 Fuente: El mundo.es
.

15 abril, 2015

SEGURIDAD PRIVADA CONTRA EL YIHADISMO ISLAMICO

Policía y Guardia Civil se han reunido con los responsables de más de 200 empresas


Primero fue la Policía Nacional. Apenas 24 horas después, la Guardia Civil. Ambos cuerpos mantuvieron una intensa jornada de trabajo con las empresas de seguridad privada. Y cuál era el objetivo: lograr su implicación en la lucha contra el terrorismo islamista. 


Es la primera vez que se producen estos encuentros. Es la primera vez que la seguridad pública busca la colaboración activa de la seguridad privada en el ámbito del terrorismo internacional. Porque, como explicaron los mandos de estos cuerpos a los responsables de las empresas, aunque la preparación de España para hacer frente a este fenómeno es muy potente, todo es poco.

El nuevo enemigo es, «demasiadas veces invisible», alertan las Fuerzas de Seguridad. 

No en vano, tras los atentados en París, el nivel de preocupación en Europa en general y en España en particular ha aumentado. De hecho, las autoridades responsables de la seguridad del Estado decidieron entonces elevar el nivel de alarma, un nivel que se encuentra por encima del que sería el umbral de la tranquilidad. 

Por este motivo, el pasado miércoles, especialistas de la Policía Nacional se reunieron en el complejo de Canillas (Madrid) con más de dos centenares de representantes de empresas de seguridad privada. Al día siguiente, el encuentro se repitió en la sede de la Dirección General de la Guardia Civil, en la calle Guzmán el Bueno, para un auditorio parecido.

En ambos casos, el objetivo era doble. Muchas de las empresas de seguridad allí reunidas tienen importantes intereses fuera de España. ¿Prioridad de la Policía y la Guardia Civil?: recabar todo tipo de datos que estas empresas puedan obtener en territorios de máxima sensibilidad. 

Hablamos de empresas con asentamientos en países del Magreb o limítrofes. Los responsables policiales quieren tener cauces de comunicación directa con estas empresas, quieren conocer, casi en tiempo real, cualquier dato que obtengan en esas zonas «calientes» del planeta y que puedan ser interpretadas en clave de seguridad nacional.

Saben que esas zonas son las de influencia máxima del autodenominado Estado Islámico y de las tramas aún vivas de Al Qaeda. Y saben que esas empresas, con potentes inversiones en las zonas, disponen no sólo de sofisticados y completos despliegues de seguridad, sino que también mantienen buenas relaciones con los gobiernos de las zonas afectadas. 
Así que consideran que sus aportaciones pueden dar luz en determinados momentos sobre la incidencia terrorista en esa zona y su eco en Europa. 

Este tipo de encuentros no se habían puesto en marcha jamás. La cooperación entre el sector público y el sector privado se limitaba básicamente a la delincuencia común. La relación es claramente de subordinación, que la seguridad privada está obligada a participar a las autoridades de la seguridad del Estado. Pero en el plano del terrorismo, la colaboración no se contemplaba hasta ahora.

Este salto, calificado de «muy importante» por los empresarios del sector, supone un cambio de tendencia importante en cuanto a la colaboración policial en materia de seguridad entre ambas esferas. Lo que reclama Interior es básicamente información. Ampliar la plantilla de fuentes, de cauces por las que lleguen datos de las zonas calientes.


Un 'ejército' privado de más de 300.000 efectivos

Es un sector en plena pujanza. Sin él sería ya difícil, más bien imposible, entender completamente la seguridad ciudadana. Porque ha copado la seguridad de instalaciones públicas casi por completo. Su última conquista, la seguridad perimetral en los centros penitenciarios. Estas empresas de seguridad privada han alcanzado niveles de eficacia elevados. Incluso, el sector de los detectives privados ha alcanzado cuotas de mercado enormes ante el alto grado de formación de sus integrantes. Son ya más de 300.000 los hombres y mujeres que forman parte de estas estructuras. La parte más importante para el Ministerio del Interior, la figura de los «directores de seguridad». Ya son casi 11.000 en toda España. Esta figura es la que potencia la coordinación.
Prevención de atentados

Pero estas jornadas tienen una segunda clave mucho más interna: la colaboración de todo el sector privado en actuaciones contra el terrorismo islamista en España. El «ejército» privado es más numerosos incluso que la suma de policías y guardias civiles, más de 300.000 miembros en seguridad privada.

Interior considera que su preparación, su ubicación (en sedes estratégicas en muchos casos) y sus «ojos» pueden y deben ser claves también en la prevención de acciones terroristas

La seguridad de edificios emblemáticos, de instalaciones públicas, de grandes centros comerciales o, incluso, de instalaciones estratégicos de telecomunicaciones o de transporte, están en manos de la seguridad privada. El control sobre ellas (sobre todo el tecnológico) está en poder de estas empresas. Y la cantidad de información que está en su poder es enorme

Los planes básicos de colaboración habitual están perfectamente establecidos y funcionan de forma casi automática desde hace años. Pero esa colaboración no se había extendido hasta ahora hacia el terrorismo. Y menos, hacia el terrorismo islamista.

El Estado quiere los «ojos» de los privados, tanto de sus agentes como de su tecnología.

Entiende que existe un flujo importante de datos y que hay que tenerlos en cuenta. Durante las jornadas celebradas esta semana, se busca crear un ambiente de coordinación en el tema más sensible. Las Fuerzas de Seguridad, sus especialistas, aportaron algunos datos operativos a las empresas de seguridad, les explicaron algunos funcionamientos de unidades especiales ante posibles atentados terroristas.

Fuente: El mundo.es

Suscripción