09 agosto, 2015

EL GOBIERNO NO QUIERE QUE CUALQUIERA VIGILE LAS INFRAESTRUCTURAS CRÍTICAS

Policía y Guardia Civil apoyan la creación de filtros para que no todas las empresas privadas puedan realizar  servicios  en estas instalaciones


Tras el incremento de la amenaza antiterrorista, el Ministerio del Interior se plantea implantar filtros que impidan a vigilantes poco formados, mal pagados o que no cumplan determinados requisitos estar al frente de unas instalaciones cuyo buen funcionamiento preserva la estabilidad del país.



La forma de introducir estos filtros se llevaría a cabo en el reglamento de la Ley de Seguridad Privada, normativa aprobada en marzo de 2014 y aún pendiente de desarrollar. El texto podría incluir una serie de criterios objetivos que algunas empresas no cumplirían, pero que ayudarían a mantener una alta calidad del servicio a modo de examen que deja fuera a los aspirantes no preparados.

Las direcciones generales de la Policía y la Guardia Civil ven con buenos ojos la iniciativa -promovida por dos asociaciones empresariales-, ya que son conscientes de que entre las más de 1.500 compañías que operan en el sector en España hay de todo. 

Saben que existen firmas solventes, muchas, pero también que se trata de un sector en el que abunda el intrusismo y donde los bajos precios con los que muchas sociedades ganan las licitaciones son la razón de que haya profesionales poco cualificados y que doblan turnos protegiendo las infraestructuras más sensibles del Estado. No en vano gran parte de los más de 75.000 vigilantes que hay en activo en el país no puede presumir precisamente de tener buenas condiciones laborales.

Filtros anti-empresas pirata

La implantación de estos filtros anti-empresas pirata, entienden, dejaría fuera a sociedades poco solventes, con empleados descontentos, con procedimientos judiciales abiertos o con problemas con la Seguridad Social, lo que podría generar un conflicto entre la administración y parte del sector. 

Sin embargo, desde la Policía y la Guardia Civil consideran que se trata de una medida necesaria, puesto que las infraestructuras críticas son objetivo de la amenaza yihadista, cada vez más severa para Europa en general y España en particular, y de ser atacadas se generaría un serio problema para el conjunto de los ciudadanos.

Buena muestra de esta mayor intimidación yihadista es el incremento progresivo de la alerta antiterrorista llevado a cabo por los gobiernos del continente durante los últimos años. Actualmente, España mantiene un nivel 4, lo que supone el segundo grado de alarma más extremo, un riesgo alto de que el país sea objeto de un atentado por parte de los radicales islamistas.

Este nivel supone esencialmente que los servicios de inteligencia y las fuerzas de seguridad del Estado deben reforzar la protección de las denominadas infraestructuras críticas

Entre estos centros que garantizan el normal funcionamiento de España se encuentran las centrales eléctricas, hidrológicas, petroleras y nucleares -que suministran la energía a los hogares y las empresas- o los principales núcleos de transporte aéreo, terrestre y marítimo (aeropuertos, estaciones centrales de ferrocarril, etc.).

Aunque España no es el principal foco de atención de los yihadistas en Europa, el Gobierno elevó por prudencia el nivel de alerta con el fin de activar todas las medidas de protección necesarias para cubrir la posibilidad de que el país ascendiera en la lista de objetivos de los terroristas. No en vano, España ya sufrió el 11M y los yihadistas de Al Qaeda o del ISIS siguen manteniendo sus reivindicaciones sobre Al Andalus a pesar de que no cuentan con personal que domine el idioma en su aparato de propaganda, lo que limita la posibilidad de actuar en nuestro territorio.

En Marcha el nuevo Reglamento que desarrollará la Ley de Seguridad Privada

El reglamento de la Ley de Seguridad Privada ya cuenta con un borrador aprobado por las direcciones generales de la Policía y de la Guardia Civil que incluye 399 artículos e integra el anterior texto del mismo rango así como todas las órdenes ministeriales que existen sobre el asunto. 

Las fuentes consultadas, sin embargo, no concretan si este borrador, que ahora será revisado por los servicios jurídicos del Ministerio del Interior, incluye ya la propuesta de las asociaciones empresariales. 

Tras el examen de los expertos legales, el texto pasará al trámite de audiencia -donde estas agrupaciones, los sindicatos y cualquier afectado podrá incluir alegaciones-, antes de llegar al Congreso y al Senado. Todos estos pasos que aún quedan por andar en este camino hacen pensar que la medida difícilmente será aprobada en esta legislatura.


La iniciativa de reforzar las exigencias a las empresas de seguridad se centra en el nuevo espíritu de la Ley de Seguridad Privada

La nueva LSP entiende que las compañías privadas tienen una función complementaria a la labor que realizan la Policía y la Guardia Civil. 

Ahora, por lo tanto, los vigilantes -por concretar en su figura la labor de las empresas- ya no solo están subordinados a las fuerzas de seguridad públicas, como hasta el momento, sino que también les ayudan en su labor de protección ciudadana.

Este carácter complementario que subyace de la norma conlleva que hay funciones de la seguridad pública que pueden realizar empresas privadas, siempre que cumplan con las garantías suficientes, y da margen al Gobierno para ampliar la privatización de servicios que hasta el momento corrían a cargo de las fuerzas públicas en exclusiva. 

Este carácter complementario, por otro lado, reconoce legalmente algo que ya se estaba realizando en la práctica en escenarios como el Metro, un espacio público en el que la seguridad es responsabilidad de una empresa privada.


06 agosto, 2015

MIGUEL ÁNGEL RAMÍREZ, EL 'REY DE LA SEGURIDAD', ACUMULA UN FRAUDE AL ESTADO DE 21 MILLONES

EL DUEÑO DE SEGURIDAD INTEGRAL CANARIA LOGRÓ CONTRATOS PÚBLICOS POR 180 MILLONES PAGANDO SALARIOS COMO DIETAS

Aun así, ADIF le ha adjudicado la seguridad de su infraestructura en Andalucía y Extremadura (Lote Sur) por un importe de 7,9 millones de euros.Los servicios contratados comprenden la vigilancia y seguridad en estaciones de viajeros, terminales de mercancías, edificios técnicos y administrativos, así como en infraestructuras viarias de la Gerencia SUR (Jaén, Córdoba, Sevilla, Huelva, Cádiz, Málaga, Granada, Almería, Cáceres y Badajoz).
 
El éxito del rey de la seguridad tenía truco


El presidente de la UD Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, empresario indultado por el Gobierno que había conseguido hacer frente a las grandes del sector en la adjudicación de contratos públicos, acumula un fraude al Estado de casi 21 millones.

Ofrecía el mejor precio, pero había trampa: ahorraba en salarios pagándolos como dietas, que están exentas de tributar y cotizar.

La cifra resulta de sumar a las cantidades evadidas a Hacienda (nueve millones) las defraudadas en cotizaciones a la Seguridad Social (12 millones), según un informe de la Inspección de Trabajo del 15 de junio.

Desde 2011, ha recibido adjudicaciones del Estado y de varias comunidades, sobre todo Canarias, por valor de 180 millones

Ramírez, tiene ahora mismo encomendados los servicios de vigilancia, alarmas y seguridad de todas las instalaciones del Ministerio de Defensa (un contrato de 32 millones), del Metro de Madrid (71 millones) o del Palacio Real (tres millones). También custodia la propia Tesorería General de la Seguridad Social a la que defrauda (2,4 millones), entre otros edificios oficiales.

Muchos de esos contratos se firmaron cuando la Agencia Tributaria ya había advertido de cuál era la estrategia de la empresa de Ramírez, Seguridad Integral Canaria, para acudir a los concursos públicos ofertando los precios más competitivos.

Estrategia para defraudar

Según un informe de diciembre de 2013, lo que hacía era pagar como si fuesen dietas de kilometraje o manutención -que están exentas de tributación y cotización- las cantidades correspondientes a las horas extras trabajadas por sus vigilantes.

El último informe de la Inspección de Trabajo llegado al Juzgado de Las Palmas donde se investiga a Ramírez por fraude fiscal y a la Seguridad Social -después de una denuncia de la acusación que ejerce el sindicato USO- certifica las cotizaciones evadidas en 2009 (3,5 millones), 2010 (3,1 millones), 2011 (2,8 millones) y 2012 (2,1 millones), que se añaden a las de 2008 (480.000 euros).Quedan pendientes las de 2013, por lo que la cifra acabará siendo mayor.

Los inspectores denuncian las contradicciones «muy numerosas y evidentes» en los datos aportados por Ramírez, «lo que confirma el ánimo defraudatorio y el dolo»

Según señaló la Agencia Tributaria en 2013, «esta forma de actuar sería, desde un punto de vista tributario, más ventajosa que otra modalidad de fraude en apariencia más grave, como es el pago de salarios en B o de forma opaca», porque además del ahorro en retenciones y cotizaciones, las cantidades pagadas son deducibles en Sociedades.

Los inspectores del Fisco añadían que «no es ajena a esta forma de actuar que Seguridad Integral Canaria sea una empresa de seguridad y que sus clientes más importantes sean administraciones públicas,obligadas a la contratación mediante concursos en los que las licitaciones se deciden, con escaso margen de discrecionalidad, a favor del postulante que ofrece mejores precios, lo que otorgaría una clara ventaja competitiva» a Ramírez. Eso es así porque el ahorro en costes salariales que consiguió fue «más que relevante».

Mientras que en otras sociedades del sector el pago de dietas alcanza un porcentaje de alrededor del 3% del total de salarios, en Seguridad Integral Canaria llega a ser de 10 veces más: un 30%, casi un tercio de la masa salarial. Para que fuera cierto, cada trabajador tendría que recorrer 11.000 kilómetros al año y generar derecho a manutención a diario.

El conocimiento de estos detalles no impidió al Gobierno concederle un indulto para evitar su ingreso en prisión

Fue condenado por un delito medioambiental que cometió al construir en un valle protegido, el Supremo revocó esa gracia momentáneamente.

Ramírez está pendiente de otro juicio por estafa y apropiación indebida por falsear -presuntamente- los datos de los servicios prestados en el Aeropuerto Sur de Tenerife para incrementar su facturación con Aena.


21 julio, 2015

FIRMADO NUEVO CONVENIO COLECTIVO DE SEGURIDAD PRIVADA 2015-2016


MAS DE LOS MISMO, TE DOY TRES PERO TE QUITO CINCO


El pasado 17 de julio se ha producido la firma, por parte de UGT, CCOO y USO, de un nuevo Convenio Colectivo de Seguridad Privada cuya vigencia se extenderá desde el 1 de julio de 2015 al 31 de diciembre de 2016.


Antes de entrar en las valoraciones sobre esta nueva pérdida de derechos, estos son los principales términos del convenio con respecto al anterior:
  • Se fija un incremento del 0,7% sobre las tablas salariales del 2015, que será de aplicación desde el 1 de enero de 2016. Aquí es donde comienza el juego de trileros (MIRA CUANTO TE DOY).
  • Recuperación de las cantidades correspondientes a los pluses de transporte y vestuario que fueron eliminados de las pagas extraordinarias en el año 2013 con efecto de 1 de julio de 2016. ¿Fueron eliminadas?, ¿o lo consintieron los tres sindicatos estampando su firma?

Y, ahora viene la letra pequeña…

La cantidad que se recuperará será, la que en cada caso, y categoría se hubiese dejado de percibir.
A modo de ejemplo, en el caso del vigilante de seguridad correspondería la cantidad de 282 euros. Esta cantidad se dividiría entre 12 mensualidades para ser percibida cada mes por un importe de 23,5 Euros desde la nómina de julio de 2016. Genial, quiere decirse que hasta el 2016 no van a comenzar a abonar lo que nos quitaron con su firma y, entre tanto, lo devuelven a razón de 23,5 euros al mes.

Pues, ahora viene lo bueno…

A partir del 1 de julio de 2015 quedarán modificados los artículos 45 y 69 del Convenio Colectivo, para asumir el contenido de la sentencia de la Audiencia Nacional relativa a la percepción de los pluses durante las vacaciones.

Estos pluses se modificarán para ser percibidos en la cuantía total pactada en el convenio del 2015 pero distribuidos de forma que no contravengan dicha sentencia y, que no produzcan pérdida de retribución alguna, sobre lo pactado en Convenio.


En definitiva, una maniobra orquestada  para que las empresas no tengan que cumplir la sentencia y abonar a los vigilantes lo que todo el resto de los trabajadores españoles y europeos cobrarán.

Para ello, dividirán los pluses que cobramos mensualmente en once pagas, lo harán en doce.

Además modifican, para ello la tabla de retribuciones, de tal forma, que si cobrabas, por ejemplo, 100 euros de nocturnidad mensualmente, en 11 pagas, pasarás a cobrar 90 euros en 12.

Igualmente con el resto de todos los pluses que se deben incluir en vacaciones, lo cual en muchos casos puede suponer hasta 500 euros de pérdida al año.

"Resumiendo, te doy tres pero te quito cinco"

Ya, por último, se incorporara una cláusula de garantía del cumplimiento de lo pactado en el convenio de modo que se penalice a aquellas empresas que pretendan descolgarse y no aplicar lo pactado en el mismo.

Esta cláusula es claramente para FES, patronal que agrupa a las pequeñas y medianas empresas.

Las patronales APROSER y UAS retirarán el recurso planteado contra la sentencia de la Audiencia Nacional. Pero, FES lo retirará?…ya veremos.

El convenio firmado es un burdo juego de trileros

Tras una subida del 0,7% , a modo de “gancho”, se ocultan unas cuentas que no cuadran y en las que los trabajadores vuelven a perder bastante poder adquisitivo.

Mientras las patronales empiezan a recuperarse de la crisis del sector, a golpe de adjudicaciones públicas, los trabajadores volven a dar un paso hacia el austericidio, a pesar de que la situación económico financiera de las patronales sigue engordando.

Los firmantes del Convenio nos vuelven a tomar por tontos, porque claro, no sabemos sumar, y han vestido el convenio de subida para hacernos pecar de ingenuos, pero , basta hacer unos sencillos cálculos para darse cuenta de que el empeño por asfixiar económicamente a los trabajadores del sector, sigue vigente en ellos. ¿Acaso olvidan que las subidas aplicadas no supondrá ni un 50% de lo que perdemos con la renuncia a los complementos en vacaciones ?.

Las cuentas están claras, por mucho que  quieran vender la moto disfrazándola, sólo hay que sumar todas las cantidades expuestas para tomar conciencia de que esto ha sido un juego de trileros, que condenan aún más a los trabajadores a un futuro incierto.

Nadie debería caer en la trampa que nos pretenden vender, nadie debería sumarse a la satisfacción con la que estos sindicatos  nos presentan un convenio que, es un atentado a los trabajadores.

23 mayo, 2015

PANTALLAS DE VISUALIZACION DE DATOS (PVD)

PAUSAS EN EL DESARROLLO DEL TRABAJO DIARIO


Un centro de control de video-vigilancia  es un local donde se centralizan los sistemas de vídeo vigilancia y alarma, comunes a todos los locales que forman parte de cualquier edificio o establecimiento, y que están destinados a facilitar la labor del personal de seguridad que presta el servicio en ellos, utilizando, para esa labor, además de la vigilancia humana, los sistemas de seguridad mencionados.


Se presta un servicio de vigilancia de un único lugar y solo pueden estar conectados a él los sistemas de seguridad comunes del edificio objeto de protección, es decir los que son de un único titular, y su atención debe ser obligatoriamente realizada por personal de seguridad privada, en concreto, por Vigilantes de Seguridad.

Se trata, en definitiva, de vigilancia humana realizada por vigilantes de seguridad, mediante la utilización de cámaras de video-vigilancia, sin que la intervención de este medio tecnológico altere lo más mínimo, la naturaleza y condiciones de legalidad exigidas para su prestación. No se necesita ningún tipo de autorización, salvo las que la norma exige para los distintos supuestos en los que se pretende realizar cualquier servicio de vigilancia. Todo ello con independencia de su adecuación, llegado el caso, a la normativa de protección de datos

Un Centro de Control de Una Central de Alarmas

Es un local donde se centralizan los sistemas de alarmas de edificios, centros comerciales, polígonos industriales, urbanizaciones o cualquier otro lugar de características similares propiedad de diferentes titulares.
En dicho local están instalados los sistemas para la recepción y verificación de las señales de alarma procedentes de los distintos usuarios conectados, no siendo obligatorio que estén atendidos por personal de seguridad privada y cuentan con una serie de medidas de seguridad físicas y electrónicas que tienen como finalidad la protección del lugar donde se realiza la actividad.
Todos sabemos que existe un riesgo importante de fatiga para el trabajador que presta servicio en dichos centros de trabajo cuando las necesidades inherentes al tipo de tarea realizada conllevan inevitablemente períodos de trabajo intensos con la PANTALLA DE VISUALIZACIÓN DE DATOS (ya sea debido a la propia lectura de la pantalla, al uso intensivo del dispositivo de entrada de datos o a una combinación de ambos)

La Directiva 90/270/CEE referente a las disposiciones mínimas de seguridad y de salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización fue incorporada a la legislación española por el Real Decreto 488/1997.

Tanto el artículo 7 de la citada Directiva como del artículo 3.3 del RD 488/1997 establecen que el empresario deberá organizar la actividad del trabajador de forma que el trabajo diario con pantalla se interrumpa periódicamente por medio de pausas o cambios de actividad que reduzcan la carga de trabajo en pantalla, pero en ninguna de estas normas se concreta cómo deben realizarse dichas pausas.


Directiva 90/270/CEE
Artículo 7 Desarrollo diario del trabajo

El empresario deberá organizar la actividad del trabajador de forma tal que el trabajo diario con pantalla se interrumpa periódicamente por medio de pausas o cambios de actividad que reduzcan la carga de trabajo en pantalla.

Real Decreto 488/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización.

Artículo 3. Obligaciones generales del empresario

3. Si la evaluación pone de manifiesto que la utilización por los trabajadores de equipos con pantallas de visualización supone o puede suponer un riesgo para su seguridad o salud, el empresario adoptará las medidas técnicas u organizativas necesarias para eliminar o reducir el riesgo al mínimo posible. En particular, deberá reducir la duración máxima del trabajo continuado en pantalla, organizando la actividad diaria de forma que esta tarea se alterne con otras o estableciendo las pausas necesarias cuando la alternancia de tareas no sea posible o no baste para disminuir el riesgo suficientemente.

4. En los convenios colectivos podrá acordarse la periodicidad, duración y condiciones de organización de los cambios de actividad y pausas a que se refiere el apartado anterior

Es cierto también que la Disposición Final Primera de dicho Real Decreto establece que el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo elaborará y mantendrá actualiza una GUÍA TÉCNICA para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la utilización de equipos de utilización que incluyan pantallas de visualización. Aunque la Guía Técnica no es norma, sí es un instrumento objetivo adecuado para interpretar el R.D. 488/1997.


Real Decreto 488/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización.


Disposición final primera. Elaboración de la Guía Técnica para la evaluación y prevención de riesgos.
El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 5 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, elaborará y mantendrá actualizada una Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la utilización de equipos que incluyan pantallas de visualización

Lo primero que debe averiguar un trabajador es si puede considerarse incluido dentro de la definición de trabajador USUARIO de pantallas de visualización

Según el Real Decreto 488/1997, se considera como tal "cualquier trabajador que habitualmente y durante una parte relevante de su trabajo normal utilice un equipo con pantalla de visualización".

Dado que esta definición puede resultar de difícil interpretación, debemos emplear los criterios técnicos auxiliares proporcionados por la "GUÍA TÉCNICA para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la utilización de equipos con pantallas de visualización", editada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo a la hora de considerar trabajador usuario de equipo con pantalla de visualización.

A. Se consideran TRABAJADORES USUARIOS a todos aquellos que superen las 4 horas diarias o 20 horas semanales de trabajo efectivo con dichos equipos.

B. Pueden considerarse EXCLUIDOS de la consideración de "trabajadores" usuarios a todos aquellos cuyo trabajo efectivo con pantallas de visualización sea inferior a 2 horas diarias o 10 horas semanales.

C. Se consideran TRABAJADORES USUARIOS los que realicen entre 2 y 4 horas diarias (o 10 a 20 horas semanales) de trabajo efectivo con estos equipos y cumplan, al menos, cinco de los requisitos siguientes: 

1) Depender del equipo con pantalla de visualización para hacer su trabajo, no pudiendo disponer fácilmente de medios alternativos para conseguir los mismos resultados. (Este sería el caso del trabajo con aplicaciones informáticas que reemplazan eficazmente los procedimientos tradicionales de trabajo, pero requieren el empleo de pantallas de visualización, o bien de tareas que no podrían realizarse sin el concurso de dichos equipos).
2) No poder decidir voluntariamente si utiliza o no el equipo con pantalla de visualización para realizar su trabajo. (Por ejemplo, cuando sea la empresa quien indique al trabajador la necesidad de hacer su tarea usando equipos con pantalla de visualización).
3) Necesitar una formación o experiencia específicas en el uso del equipo, exigidas por la empresa, para hacer su trabajo. (Por ejemplo, los cursos impartidos por la empresa al trabajador para el manejo de un programa informático o la formación y experiencia equivalente exigidos en el proceso de selección). 
4) Utilizar habitualmente equipos con pantallas de visualización durante periodos continuos de una hora o más. (Las pequeñas interrupciones, como llamadas de teléfono o similares, durante dichos periodos, no desvirtúa la consideración de trabajo continuo). 
 5) Utilizar equipos con pantallas de visualización diariamente o casi diariamente, en la forma descrita en el punto anterior.  
6) Que la obtención rápida de información por parte del usuario a través de la pantalla constituya un requisito importante del trabajo. (Por ejemplo, en actividades de información al público en las que el trabajador utilice equipos con pantallas de visualización). 
7) Que las necesidades de la tarea exijan un nivel alto de atención por parte del usuario; por ejemplo, debido a que las consecuencias de un error puedan ser críticas. (Este sería el caso de las tareas de vigilancia y control de procesos en los que un error pudiera dar lugar a pérdidas materiales o humanas).
Por tanto, en dicha GUÍA TÉCNICA se admite la dificultad de discernir quién debe ser considerado usuario de equipos con PVD y quién no. Para lo cual se establecen tres categorías y una serie de criterios definidores en cuanto a la última.

Si es problemático distinguir quiénes deben considerarse y quiénes no como usuarios de equipos con PVD, y si para ello la GUÍA TÉCNICA referida establece unas pautas objetivas, una elemental seguridad jurídica, para aplicación de lo previsto en el R.D. 488/1997, impone que haya de estarse a esas reglas, sin relativización de las mismas. 

Las Pausas
Lo que resulta evidente es que el establecimiento de una pausa incide en materia de prevención de riesgos y de salud visual del trabajador ya que su fin es proteger y descansar la vista de unos trabajadores que en el desempeño de su tarea pasan largos periodos de tiempo ante la pantalla de un ordenador. Las pausas se deben realizar antes de que sobrevenga la fatiga.

La diversidad de puestos impide la aplicación de unas recomendaciones o criterios generales a puestos de trabajo que pueden ser diferentes, e impide la aplicación de criterios pautados de uniformidad a situaciones que pueden ser variadas. Las PAUSAS planificadas, su duración y frecuencia, dependerá de las exigencias concretas de cada tarea. 

En la GUIA TECNICA se establecen unas recomendaciones a título general, entre las que figuran a título orientativo la de hacer una PAUSA de unos 10 ó 15 minutos por cada 90 minutos de trabajo con la pantalla, y otras que requieran el mantenimiento de una gran atención, en cuyo caso, la PAUSA sería de 10 minutos cada 60 minutos, o, en el extremo contrario, se podría reducir la frecuencia de las pausas, pero sin hacer menos de una cada dos horas de trabajo con la pantalla.

Como se indica en la “GUÍA TÉCNICA”, las PAUSAS planificadas, su duración y frecuencia dependerán de las exigencias concretas de cada tarea. Son más efectivas las pausas cortas y frecuentes que las pausas largas y escasas.

Estas PAUSAS son una medida de protección del trabajador, de seguridad e higiene, para evitar la sobrecarga que supone estar delante de la pantalla del ordenador varias horas seguidas, sin que esté condicionado su disfrute a ningún requisito.

En consecuencia si la jornada es de 6 horas el trabajador tendrá derecho a 6 pausas de cinco minutos de descanso y si la jornada es de 8 horas las pausas serán 8. Los descansos frecuentes antes de alcanzar la fatiga, son más efectivos que los descansos largos, pero menos frecuentes.

La citada GUÍA TÉCNICA no tiene valor normativo. Como se indica en el preámbulo de la misma el apartado que regula la naturaleza de las pausas y de los cambios de actividad, es una simple recomendación técnica, que no prescribe un determinado tiempo de descanso “pautado” en todos los casos, sino que la regulación de los mismos variará en función de las exigencias concretas de cada tarea, pues los tipos de puestos de trabajo de usuarios de pantalla de visualización pueden ser diferentes.

De lo que se trata es de que el trabajador pueda realizar pequeñas PAUSAS con cierta frecuencia, de tal manera que si es posible realizar pequeñas PAUSAS de forma autónoma no es necesario arbitrar un sistema fijo o reglado, ya que la propia organización del trabajo ya las facilita.

Esta diversidad de puestos impide la aplicación de unas recomendaciones o criterios generales a puestos de trabajo que puede ser diferente, e impide la aplicación de criterios pautados de uniformidad a situaciones que pueden ser variadas. (Sentencia del T.S.J. de Justicia de Cataluña de 28-06-2012).

La PAUSA se considera en todos los aspectos, una parte integral del tiempo de trabajo y, como tal, no es absorbible a acuerdos que prevén la reducción de la jornada laboral.

Cuando el trabajo frente a las PVDs se alterna con otras actividades, la organización temporal del trabajo no plantea problemas, esta alternancia ejerce de “PAUSA ACTIVA” sobre dicho trabajo.

Las PAUSAS generadas por el mismo sistema (tiempos de espera del programa, caídas del programa), no se pueden considerar como tales e incluso son generadoras de estrés.


GUÍA TÉCNICA PARA LA EVALUACIÓN Y PREVENCIÓN DE LOS RIESGOS RELATIVOS A LA UTILIZACIÓN DE EQUIPOS CON PANTALLAS DE VISUALIZACIÓN

II. DESARROLLO Y COMENTARIOS AL REAL DECRETO 488/1997, SOBRE DISPOSICIONES MÍNIMAS DE SEGURIDAD Y DE SALUD RELATIVAS AL TRABAJO CON EQUIPOS QUE INCLUYEN PANTALLAS DE VISUALIZACIÓN 

ARTÍCULO 3. OBLIGACIONES GENERALES DEL EMPRESARIO. 

3. Reducción del riesgo al mínimo posible
Una vez conocidas las deficiencias mas importantes, a través de la correspondiente evaluación de los riesgos, se deberían llevar a cabo las medidas correctoras necesarias con la celeridad adecuada a la importancia de los mismos, de manera que se elimine el riesgo o se reduzca al nivel más bajo razonablemente posible.

MEDIDAS TÉCNICAS U ORGANIZATIVAS PARA DISMINUIR EL RIESGO
 La mayoría de las acciones correctoras pueden ser clasificadas dentro de los siguientes grupos:

c) Las dirigidas a garantizar formas correctas de organización del trabajo.

Este constituye un aspecto importante del acondicionamiento de los puestos dado que los principales riesgos del trabajo prolongado ante la pantalla (problemas posturales, fatiga visual y sobrecarga mental) están muy ligados al diseño de las tareas y la organización del trabajo
Desde el punto de vista preventivo, siempre que la naturaleza de las tareas lo permita, podrían organizarse las actividades de manera que los trabajadores tengan un margen de autonomía suficiente para poder seguir su propio ritmo de trabajo y hacer pequeñas pausas discrecionales para prevenir las fatigas física, visual y mental.

Estas modalidades de trabajo, que son las más habituales en muy distintos ámbitos laborales, pueden considerarse satisfactorias desde el punto de vista de la prevención del riesgo de fatiga, y suelen hacer innecesario el establecimiento de PAUSAS regladas, sobre todo si el trabajo realizado con la pantalla de visualización se combina con otras tareas donde no se utilice la pantalla.

Lo deseable es que, de forma espontánea, cada usuario tome las PAUSAS o respiros necesarios para relajar la vista y aliviar la tensión provocada por el estatismo postural.

Esta forma de prevenir la fatiga puede ser eficaz siempre que el trabajador no se vea sometido a un apremio excesivo de tiempo.

Por el contrario, donde las necesidades inherentes al tipo de tarea realizada conlleven inevitablemente intensivo del dispositivo de entrada de datos o a una combinación de ambos), se puede períodos de trabajo intensos con la pantalla de visualización (ya sea debido a la propia lectura de la pantalla, al uso afirmar la existencia de un riesgo importante de fatiga para el trabajador.

En estos casos, se debería tratar de alternar el trabajo ante la pantalla con otras tareas que demanden menores esfuerzos visuales o musculoesqueléticos, con el fin de prevenir la fatiga.
Por ejemplo, un trabajador encargado de introducir datos en el ordenador podría alternar esta tarea con otras actividades de oficina, tales como la atención al cliente, el archivo de impresos, la utilización del teléfono, etc. Por el contrario, no serviría como tarea alternativa la mecanografía tradicional.


Fuente: UGT FES Murcia 

14 mayo, 2015

LA SEGURIDAD PRIVADA Y SUS VENTAJAS


http://../Downloads/cifs.es/curso-vigilante-de-seguridad--cifs--madrid.html
 

UNA INMERSIÓN EN EL SECTOR PRIVADO





¿Qué es la Seguridad Privada? 

Se define como Seguridad Privada al conjunto de bienes y servicios ofrecidos por personas físicas y jurídicas privadas, destinados a proteger a sus clientes (sus bienes y patrimonio) de daños y riesgos, a auxiliarlos en caso de delitos, siniestros o desastres, y a colaborar en la investigación de delitos que los involucren. Los clientes pueden ser personas físicas o jurídicas, públicas o privadas.

La Seguridad Privada habitualmente trabaja en forma auxiliar y complementaria a la Seguridad Pública, y requiere previa autorización, licencia o permiso expedido por las autoridades correspondientes, algunos de los actores principales de la Seguridad Privada son los Vigilantes de Seguridad, Escoltas Privados, Especialistas Oficiales en las diferentes especialidades de Seguridad del Sector …etc.

Ventajas de la Seguridad Privada 


1. Vigilan en horas deshabitadas 

Los momentos de mayores riesgos en una empresa, cuando existe una mayor probabilidad de que ocurran actos vandálicos o delictivos, son durante las horas deshabitadas, cuando el personal ya ha terminado su jornada laboral y regresan a sus hogares. Es en esta situación cuando resulta es de vital importancia contar con vigilantes de seguridad, dado que estos te ofrecen el beneficio de vigilar tu empresa durante esos períodos. 
Disponer de estos profesionales permite tanto evitar actos delictivos, como hacer menos deseable la intrusión en el establecimiento, ya que los delincuentes pueden ser atrapados. No obstante, esta supervisión también sirve para detección de desastres tales como incendios o inundaciones, dado lugar a una actuación a tiempo para evitar daños mayores.


2. Capacitación profesional 

Puesto que estos profesionales ha sido evaluados por una empresa de resguardo, se garantiza que están completamente capacitados para desempeñar de una forma profesional todas sus actividades y con conocimiento sobre la Ley de Seguridad Privada en una situación de riesgo.

Los agentes de Seguridad Privada están instruidos en técnicas de defensa personal y utilización de armamento, por lo que si sucede una situación de riesgo y estrés pueden llegar a emplear estos conocimientos si fuese necesario. Es por esta razón que es muy importante contar con profesionales de este sector, puesto que de ellos depende la integridad de los bienes, empleados, clientes y seguridad en general de la empresa.


3. Hacen cumplir las normas 

En una empresa no solo es importante impedir que sucedan actos delictivos, también lo que que se cumplan las normativas, dado que de esta manera también se evitan incidentes. Los Vigilantes de Seguridad, por ejemplo, pueden prestar este servicio de apoyo auxiliar, con el que asegurará de corroborar la identidad de tus empleados y de que entren solo a zonas permitidas y que se cumplan las normas, manteniendo el orden. 

4. Emplean equipos automatizados

Este personal aprovecha los equipos automatizados para aumentar la seguridad en tu empresa, tales como radios, computadoras, intercomunicadores o cámaras de vídeo, los cuales ayudan a que la vigilancia sea más amplia, que se monitoreen diversas áreas simultáneamente, que los vigilantes se comuniquen entre sí y, si ocurre un acto delictivo, poder subsanar el problema de una forma más rápida y eficaz.

Gracias a todos estos elementos la vigilancia de la empresa es mucho más eficiente.


5. En resumen...  

...la mayor ventaja de contar con sistemas de protección en tu empresa es la seguridad proporcionada.

Debido a que el personal está cualificado, utiliza equipos automatizados, hace cumplir las normas y vigila el entorno a toda hora, el resultado de todo ello es una protección y seguridad efectiva. 

Esto resulta más factible al contar con el apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, quienes harán seguimiento a las actuaciones de los vigilantes privados y asistirán en caso de incidentes.

Teniendo en cuenta todo lo descrito, podemos ver la gran cantidad de ventajas que dispone el contar con servicios profesionales de seguridad privada. 


Suscripción