26 noviembre, 2012

ALTERNATIVA SINDICAL DENUNCIA QUE EN MADRID ARENA SE COMETIERON INFRACIONES GRAVES EN MATERIA LABORAL Y DE SEGURIDAD PRIVADA

PIDEN A LA DELEGACION DEL GOBIERNO Y A LA INSPECCION DE TRABAJO QUE SE INVESRTIGUEN LAS INFRACCIONES COMETIDAS




Manifiestan que es de verguenza que todo el mundo se rasgue las vestiduras, cuando han sido conocedores de estas prácticas mafiosas por parte de administracion y empresas; aseguran que el Ministerio del Interior ha permitido trabajar a estas empresas de auxiliares haciendo funciones que no le corresponden.


El sindicato Alternativa Sindical de Seguridad Privada ha pedido que se investiguen los contratos de vigilantes de la fiesta del Madrid Arena, en la que murieron cuatro jóvenes, porque considera que se cometieron "infracciones graves en materia laboral y de contratación de trabajadores".

Este sindicato profesional ha remitido sendos escritos a la Delegación del Gobierno en Madrid y a la Inspección de Trabajo de Madrid, según ha informado en una nota de prensa.

A la Delegación le pide que investigue todos los contratos entre las partes en materia de seguridad privada y que, en caso de no cumplir con lo dispuesto en la ley de Seguridad Privada, se sancione a las empresas Diviertt, Seguriber y Kontrol 34 y al Ayuntamiento de Madrid.

A la Inspección de Trabajo le solicita que investigue los contratos de todos los trabajadores contratados para la fiesta de "Halloween" de la noche del 31 de octubre, en la que murieron cuatro jóvenes y otra resultó herida grave, y que se defina cuántos de ellos realizaron funciones de seguridad privada.

En concreto solicita que se determinen las categorías profesionales en los contratos y la evaluación de riesgos del puesto de trabajo que se debió entregar a cada uno de ellos antes de la asignación de puesto.

Si no se determinan las funciones de los trabajadores contratados, pide que se investigue "la posibilidad de una cesión ilegal de trabajadores" entre las citadas empresas.

Alternativa Sindical denuncia que:

"La actividad de seguridad privada en España no es más que un inmenso trastero donde la corrupción y la ilegalidad campa a sus anchas" y que es "habitual" que el personal de seguridad acuda a realizar su trabajo "simplemente con una llamada al móvil" a cambio de "entre 60 y 100 euros en negro".

"Abundando en la irresponsabilidad de lo que ocurrió en el Madrid Arena -añade en un comunicado-, alguien debería investigar cuántos de esos supuestos "controladores", "auxiliares" o "taquilleros" son en realidad agentes de la Policía sacándose una perrillas". 

Alternativa se lamenta de que es de verguenza que todo el mundo se rasgue ahora las vestiduras, cuando han sido conocedores de estas prácticas mafiosas por parte de administracion y empresas. El Ministerio del Interior ha permitido trabajar a estas empresas de auxiliares haciendo funciones que no le corresponden.


.

No hay comentarios:

Suscripción