12 febrero, 2014

INTERIOR RECTIFICA: LOS VIGILANTES PRIVADOS NO PODRÁN DETENER EN PLENA CALLE NI INTERROGAR



 EL PP INTRODUCE 12 ENMIENDAS DE ULTIMA HORA



 

El Ministerio del Interior ha agotado los plazos de presentación de enmiendas en el Senado al proyecto de Ley de Seguridad Privada y antes de que se cerrara dicho plazo, el Grupo Parlamentario Popular ha introducido 12 importantes cambios en la norma que rebajan algunos de los aspectos que más polémica habían suscitado, sobre todo, en los cuestiones referentes a la ampliación de competencias y ámbitos de actuación de las empresas de seguridad privada.


Al contrario de lo que ocurría en el texto que salió del Congreso de los Diputados el pasado mes de noviembre, la nueva redacción deja fuera de las capacidades de los vigilantes privados la seguridad en “zonas comerciales peatonales”, una fórmula que facultaba a los vigilantes para asumir funciones propias de las Fuerzas de Seguridad del Estado en las arterias principales de las ciudades -como la calle Preciados de Madrid o Las Ramblas de Barcelona- y que representaba un importante salto cualitativo con respecto a la legislación en vigor, del año 1992, que sólo les permite el control de edificios, urbanizaciones privadas, polígonos industriales y centros comerciales.

El texto elimina ese punto del artículo 41.4, así como otro introducido en el Congreso a última hora como resultado de una enmienda transaccional pactada con CiU que permitía a las empresas de seguridad a prestar servicios “en espacios o vías públicas en supuestos distintos de los previstos en este artículo”, una frase que en realidad abría las puertas a que la vigilancia privada asumiera cualquier competencia de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, sin limitaciones de ningún tipo.

Un complemento a la “acción policial”

Interior ha decidido retocar ese artículo suprimiendo esos dos controvertidos puntos para delimitar las capacidad de la seguridad privada. 

No obstante, el texto definitivo de la ley dejará en manos de las autoridades competentes (nacionales o autonómicas) la opción de que los vigilantes privados se encarguen de la seguridad en espacios públicos de las ciudades, aunque se precisa que deberán trabajar en todo caso “complementando la acción policial”. 

Es decir, que no podrán ser contratados para asumir en exclusiva las competencias correspondientes a las fuerzas públicas del orden, como sí recogía hasta ahora el texto.

El departamento de Fernández Díaz también ha aprovechado la tramitación en la Cámara Alta para matizar las facultades concretas que tendrán los vigilantes. 

En el texto que salió del Congreso se permitía a los empleados de las empresas de vigilancia interrogar a los detenidos para poder averiguar sus datos personales, otro punto que también generó polémica. La nueva redacción subraya, en cambio, que los vigilantes sólo podrán anotar los datos personales de los detenidos, en ninguno caso les estará autorizado preguntar a los presuntos delincuentes para recabar datos sobre su identidad.

Se limitan las detenciones

Los cambios también afectan a los supuestos en los que los vigilantes privados pueden practicar detenciones. 

Hasta ahora, el proyecto de ley les permitía actuar en caso de “flagrante delito, aun cuando [los hechos] no guarden relación con las personas o bienes objeto de su vigilancia y protección”. En la práctica, con este artículo desaparecía cualquier limitación de la seguridad privada facultaba a los vigilantes para actuar siempre, en cualquier supuesto.

Interior ha rectificado ese punto del artículo 41 afirmando ahora que los profesionales de la seguridad privada sólo podrán detener a una persona en caso de “flagrante delito, en relación con las personas o bienes objeto de su vigilancia y protección”, aunque recuerda que también podrán realizar detenciones en los casos contemplados por el artículo 490 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que faculta a todos los ciudadanos a interceptar a un delincuente “in fraganti” o en el momento previo a la comisión del delito, o a reclusos fugados, por ejemplo.

Malestar en el PP y en las Fuerzas de Seguridad

La nueva redacción responde a las tensiones que había generado dentro del propio Partido Popular la tramitación de la ley de Seguridad Privada en la Cámara Baja. 

Desde algunos sectores del PP se consideró que la norma había asumido con demasiada displicencia las reinvidicaciones de la patronal de la seguridad privada. 

El malestar también se había extendido entre los máximos responsables de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que consideraban que la norma facultaba al sector privado para invadir sus competencias

Los cambios en el Senado amortiguarán esas críticas, aunque no las aplacarán por completo.

El objetivo del Grupo Parlamentario Popular del Senado es tener listo el texto de la nueva Ley de Seguridad Privada el próximo 24 de marzo para que entre en vigor cuanto antes. 

Pese a los cambios introducidos en la Cámara Alta, la norma ha generado enormes expectativas en el sector de la seguridad privada porque implicará automáticamente la prestación de nuevos servicios que hasta ahora tenían vedados, como la vigilancia del perímetro de las prisiones y de los centros de extranjeros, o la posibilidad de trabajar en plena calle bajo las órdenes de las Fuerzas de Seguridad.

 Las academias de formación han comenzado a experimentar un notable aumento de la demanda del curso necesario para obtener el título oficial del Ministerio del Interior que acredita como profesional de la seguridad privada.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre se ha dicho que cada retoque que sufría la ley de seguridad privada era para empeorarla y eso no ha cambiado. El SUP revindicando lo suyo pero no dice nada del intrusismo ni de como ellos mismos miran para otro lado, claro es evidente de quienes son esas empresas de auxiliares de servicio que venden lo ilegal a precio de esclavitud y de eso no dice nada el Sr. Ministro, es de risa, por otro lado la patronal con su avaricia y su codicia sin limites y como siempre el desgraciado del vigilante de seguridad pagando los platos rotos y el que se lleva todas las bofetadas, las de los delincuentes, las de la patronal y la de los políticos legisladores. Sencillamente otra ley que no sirve para nada, que no soluciona nada y que nace muerta antes de entrar en vigor, el sector se muere a chorros y los políticos, como todo lo que tocan al final lo convierten en basura, deja a este colectivo sin protección y en manos especuladoras, al final los clientes se preguntaran ¿para que sirve un vigilante de seguridad? si un auxiliar también sabe llamar por teléfono a la policía y me sale por la mitad de precio. Que tiempos aquellos cuando éramos vigilantes jurados, oye y que casualidad nunca pasaba nada y todo el mundo contento, hasta que vino un tal Corcuera y lo jodio todo.

Anónimo dijo...

Ole tus huevos... Mas razon que un santo

Anónimo dijo...

Todo esto pasa por que hay poca union y nos tratan como un rebaño de ovejas donde el pastor es el mir y aproser pero esta vez los socialistas se han salido con la suya y nos han dejado con el culo al aire como hicieron en el 92 quitandono el caracter de autoridad y nos convirtieton en un segurata sin ninguna autoridad donde nos manejan a su antojo una verguenza pero tanto va el cantaro a ka fuente hasta que se rompe que pasa que en un sector donde hay trabajando mas de 100000 personas no tiene voz somos ovejas haber cuando sale alguien que nos defienda pero eso creo que nunca saldra

Anónimo dijo...

Para esta porqueria de ley que hubiesen dejado la ley como estaba en que nos beneficia a los vigilantes en nada nos hace falta ser agente de la autoridad siempre que se este trabajando de vigilante igual que a un funcionario y no ser autoridad cuando te den una paliza de muerte la placa esta que nos puso corcuera que es la tapa de una lata de bonito que se la pongan colgada los sovialistas para las elecciones y uniformes tan ridiculos que nos coloca el mir con lo facil que es un uniforme unico para que los ciudadanos nos distingan de las f.c.s.e cuando conseguiremos algo digno para el sector nunca siempre seguiremos siendo un segurata

RMT dijo...

Simplemente, vergüenza de ley y de políticos, q invierten sus dineros en acciones de estas empresas q por tener a un político en sus filas parece un caché alto y son puros especuladores............falsos, jugais con el pan de muchos trabajadores. Señores POLICÍAS, después venir con las placas y........compañeros, para algún favor.........

Anónimo dijo...

El pp hace mucho ruido para hacer la ley y luego la deja igual.solo beneficia a la patronal,a los vigilantes nada.solo nos sirve para haber recibido criticas.

Anónimo dijo...

Es una lastima,pero asi es nos han dejado con el culo al aire una vez mas deberia de haber una huega general pero eso si sin servicios minimos entonces se veria si valemos o no a ver si las f.c.s.e se podrian ocupar de todo

Anónimo dijo...

es españa q esperais de un pais de incompetentes donde el salario base es ridiculo donde por esta crisis salieron mas vigilantes q churos sin apenas estudios y sin vocacion de ser peon de obra a vigilante de seguridad..pagado por el inen ect....agente de autoridad por hacer un curso de 180h ..dejar de soñar y tranquilos somos privilegiados somos mil euritas jajaja

Anónimo dijo...

Esto es un negocio de chorizos , que se metan el anteproyecto por el culo. Con sus empresas piratas. estamos en Españajuarez

Anónimo dijo...

En mí opinión algunas enmiendas las veo bien, como por ejemplo no interrogar a los detenidos.Es lógico.

Lo que no me gusta nada es volver otra vez a la frase de con el objeto a vigilar o proteger.Pues si un V.S. está en puerta, control de acceso, etc de cara a la calle y observamos o percibimos un delito, volvemos a estar como antes, más inseguridad ciudadana, y desprotección hacia el Agente de Seguridad privada.El delincuente se rie de nosotros los V.S. y cuando llegue la policía, le echaran las culpas al V.S.Los ciudadanos se preguntarán como hasta ahora:

- Entonces usted no puede hacer nada..¿Para que está usted aquí?

O esa frase típica de algunos speudo-compañeros V.S. :

- De las puertas para adentro, no te metas en líos.


Por otra parte desconozco si hay más modificaciones, en concreto al carácter de la Autoridad, pues de qué sirve tener el carácter de la Autoridad si no podemos intervenir como Autoridad contra un delito en nuestro puesto de trabajo de cara al exterior.(calle, vías, etc).
La Ley de enjuiciamiento criminal es una ley para los ciudadanos, pero el V.S. no es un ciudadano en su puesto laboral, es un Cuerpo de Seguridad, no un ciudadano común, y habilitado por el Ministerio del Interior.

Por lo que entiendo que todo éstas enmiendas vienen o proceden de presiones del mundo ¨progre¨, donde han hecho caso a personas sin conocimiento de la Seg. Privada e incluso algunas veces (percepción personal mía) a las leyes.

Para mí la seguridad privada es como una opción laboral remota, pero ya no es atractivo (después de esperar una mejora equiparable con otros países avanzados en el mundo).

Es más no entiendo por que se permite el intrusismo laboral en la Seg. Privada, como una infracción admtva. y no penal, pues me parece que con éstas modificaciones todo continua igual, y estamos menos seguros, nosotros y los ciudadanos.

Lo siento es mí opinión.

No votaré nunca jamás al PP ní al PSOE, prefiero irme del país, si vuelven a salir elegidos.


Anónimo dijo...

La solucion creo que seria trabajar por nuestra cuenta con un convenio establecido y creo que la seguridad privada seria otra cosa y las empresas de seguridad ya no harian con nosotros lo que quiseran...estamos hundidos ya que vamos a la deriva los que nos dedicamos a esta profesion ya que solo podemos ejercer solo a traves de ellas...Saludos copañer@s

Suscripción