04 septiembre, 2010

ASOCIACIÓN DE VIGILANTES DENUNCIA LAS CONDICIONES LABORALES DE LOS ESCOLTAS

LAS PÉSIMAS CONDICIONES LABORALES DE LOS ESCOLTAS PRECISAN IMPLICACION POLITICO-SOCIAL PARA SU SOLUCION


La asociación española "Vigilantes Asociados" ha expresado su apoyo a la huelga de hambre que secunda desde hace días un escolta privado en Vitoria para reclamar una reducción de su jornada, y ha denunciado las "condiciones infrahumanas de trabajo" que padece este colectivo.

Este escolta, llamado Raúl,y actualmente en huelga de hambre, que pide reducir su horario para conciliar su vida laboral y familiar, ya que tiene una niña de tres años, se concentró ante la sede del Gobierno Vasco, para reclamar al Ejecutivo que fuerce a la empresa de seguridad Sabico, para la que trabaja, a buscar una salida a su situación.

Ante este conflicto, la junta directiva de Vigilantes Asociados ha difundido un comunicado en el que denuncia al Gobierno Vasco, que subcontrata a empresas de seguridad como Sabico, por tolerar que los servicios de escolta "se desarrollen en condiciones infrahumanas de exceso de horarios y con mínimos imprescindibles para garantizar la seguridad de los protegidos".

También critica al departamento de Seguridad Privada del Cuerpo Nacional de Policía de Vitoria "por permitir la prestación de los servicios de escolta en estas condiciones laborales y reglamentarias tan insuficientes",y por no haber hecho "las inspecciones pertinentes" para verificar si los servicios se desarrollan según las condiciones acordadas.

Para Vigilantes Asociados, el caso de Raúl no es aislado ya que se han presentado ya más de 20 denuncias por diferentes conflictos que demuestran que se da un "intrusismo profesional" en este colectivo, que sólo favorece los intereses económicos de las empresas de seguridad.

Aunque creen que Sabico es "la única causante y culpable de esta situación", ya que ha vulnerado las leyes de Prevención de Riesgos, de Conciliación de la Vida Laboral y Familiar, de Igualdad, además del Reglamento de Seguridad Privada y el Estatuto de Trabajadores, lamentan que ningún organismo público -como la Inspección de Trabajo o el Cuerpo Nacional de Policía- haya mediado en el conflicto, pese a saber que la empresa "incumplía toda normativa legal".

También critica que un juzgado desestimase las pretensiones del escolta, algo que, a su juicio, va en contra de la "justicia social".

Esta asociación denuncia asimismo la inhibición del comité de empresa de Sabico de Vitoria en este asunto, excusándose en que se ha producido durante el periodo vacacional.

Tras expresar su apoyo al escolta en huelga de hambre, Vigilantes Asociados cree que para solucionar la situación laboral que padecen muchos guardaespaldas es necesaria la "implicación política y social".

1 comentario:

Raul Fuentes dijo...

Raúl, el escolta privado que mantiene una huelga de hambre desde el 16 de agosto para pedir una reducción de jornada, ha denunciado hoy que su empresa de seguridad, Sabico, le ha amenazado indirectamente con "vetarle" en las instituciones si no renuncia públicamente a sus demandas.

Este escolta privado, que mañana cumple hoy veinte días en huelga de hambre, presentó hace un año una demanda judicial contra Sabico, para exigir su derecho a reducir la jornada laboral en un octavo y en un horario de 09:30 a 16:00 horas para el cuidado de su hija.

El juez desestimó su petición "por las peculiares condiciones del trabajo del escolta, que hace prácticamente imposible atender el servicio mediante jornadas de horario prefijado" pero pidió a la empresa que, a la hora de hacer valer su poder de organización de los servicios, se guiara "por el principio de buena fe".

Raúl, al que la empresa le ha ofrecido trabajar 15 días al mes en lugar de los 17 actuales, está reclamando un servicio más tranquilo que el que tiene actualmente, en Vitoria, con jornadas de hasta 17 horas diarias.

Este escolta mantuvo ayer un encuentro con los representantes del comité de empresa de Sabico, después de que éstos se reuniesen previamente con la dirección de la firma de seguridad.
Según ha asegurado a Efe, el comité de empresa le transmitió que Sabico "ha amenazado" con "vetarle" ante las instituciones (Sabico está contratada por el Gobierno Vasco para ofrecer servicios de escolta) si no se retracta públicamente y renuncia a su reclamación laboral.
Además, ha señalado que un miembro del comité de empresa le dijo que la dirección sugirió la posibilidad de "recurrir a los servicios sociales para que verifiquen el tipo de vida familiar que llevo".

Ha denunciado que el comportamiento de la empresa es propio de "mafiosos" y ha dejado clara su intención de mantener la huelga de hambre para reclamar su derecho a conciliar la vida laboral y familiar.

"Cuando alguien se pone en huelga de hambre es que está desesperado. Confió en que alguien ponga un poquito de orden en esto. Y si no lo hay, si yo me tengo que ver muerto en una camilla será porque esto no es el Primer Mundo", ha denunciado.

Raúl ha remitido una carta al comité de empresa en la que, además de agradecer su esfuerzo, reclama un diálogo fluido en primera persona con la dirección, "sin entrar en advertencias gratuitas o amenazas encubiertas".

En esta misiva pide al comité que trasmita a la dirección su "firme convicción de seguir adelante", así como que no solicita un cambio de servicio, ya que considera posible mantenerse en el mismo y recibir un relevo cuando acabe su turno reducido.
Por ello, pide a la empresa que se siente a hablar con él para llegar a un acuerdo.

Fuente:EFE 04-09-2010

Suscripción