14 junio, 2012

INTRUSISMO PERMITIDO EN EL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA


QUITAN A LOS VIGILANTES DE SEGURIDAD Y COLOCAN A FUNCIONARIOS MUNICIPALES PARA VIGILAR LOS MUSEOS 

 

El Ayuntamiento de Zaragoza ya ha puesto fecha para que los museos y salas de exposiciones municipales se queden sin seguridad privada con el objetivo, según dicen, de ahorrar 1,5 millones cesando los contratos de las 2 empresas de seguridad que actualmente tienen la concesión.


Esta medida, de aplicación a partir del 1 de Julio,afectará a varias decenas de trabajadores de seguridad privada (unas 60), los cuales serán sustituidos por funcionarios municipales.

Régimen Interior del Consistorio aún no ha decidido cómo seleccionará y formará al personal, pero si ha descartado la opción de que los puestos de vigilante (en el museo Pablo Gargallo y el teatro Romano)  sean cubiertos por policías locales que están en segunda actividad sin destino asignado; ya que habría que cambiar la normativa y no hay tiempo ni para intentarlo.


Para este Ayuntamiento es más fácil e impune pasar por encima de La Ley de Seguridad Privada 23/1992 de 30 de Julio, cuyo artículo 1º establece claramente que únicamente podrá realizar actividades de seguridad privada el personal de seguridad privada pertenecientes a empresas debidamente autorizadas al respecto.
 
Articulo 1
  • 2). A los efectos de esta ley, únicamente pueden realizar actividades de seguridad privada y prestar servicios de esta naturaleza las empresas de seguridad y el personal de seguridad privada, que estará integrado por los vigilantes de seguridad, los vigilantes de explosivos, los jefes de seguridad, los directores de seguridad, los escoltas privados, los guardas particulares del campo, los guardas de caza, los guardapescas marítimos y los detectives privados.
Que sepamos, los ayuntamientos no están constituidos como empresas de seguridad privada debidamente autorizadas por el Ministerio del interior, y tampoco los funcionarios municipales son personal de seguridad privada convenientemente habilitados  y en posesión del TIP, así que estamos ante un nuevo caso de "Intrusismo Permitido”, pero más grave aun si cabe, por partir de la propia administración.



 ¿Tomará cartas en el asunto la Unidad de Seguridad Privada competente?

Ya veremos que ocurre, puede ser que ni le presten atención al tema, pero en el mejor de los casos se sacarán de la manga  cualquier resquicio de su particular interpretación de la Ley con tal de justificarlo y camuflar este flagrante Intrusismo haciéndolo pasar por ajustado a la Ley.


Fuente: El periodico de Aragón.com

1 comentario:

Anónimo dijo...

No seamos hipócritas, la mayoría por no decir todos los servicios que se realizan en los museos por cuenta del Ayuntamiento de Zaragoza son realizados por auxiliares de servisecuritas y otras, ¿esto no es intrusismo?

Suscripción